LA CUARTA EDAD (EDAD OSCURA)

BIENVENIDO A LA CUARTA EDAD

Extracto de "Sangre y Seda"


     Como cristianos, deberíais reconocerlo, el año es 1197. Los reyes europeos dirigen sus guerras y se embarcan en sus cruzadas ignorando totalmente el hecho de que otras civilizaciones de mayor esplendor y antigüedad son dueñas del día (y la noche) en tierras lejanas. A lo lejos, al este, se encuentra el Reino Medio, o China, así como las numerosas culturas que la rodean. Esta zona ha sido durante milenios un centro de cultura e imperio, cuya influencia se extiende a lo largo y ancho. Sin embargo, este es un tiempo de cambios y caos.


     La gran China se reduce a la dinastía Gong del sur, que no gobierna más que la mitad de las tierras tradicionales del imperio. Nihon (lo que llamaríamos Japón) está emergiendo de una guerra civil cuyas heridas aún están por sanar. Al norte se encuentra la horda mongol, que en unas pocas décadas avanzará y se extenderá por todo el mundo conocido.


"En esta noche sin luna
No hay modo de encontrarle
Me levanto anhelante
Mi pecho palpita, una llama saltarina
Mi corazón se consume en llamas"
Ono no Komachi, Kokinshu


     Para los mortales del Reino Medio, esos tiempos tortuosos no son más que otro giro del destino y cambio de dinastía, tal vez tortuosos pero no inauditos. Para los shen, los vampiros, cambiaformas y espíritus que habitan las noches asiáticas, estos tiempos tortuosos anuncian el cambio de Edad, el fin de la suya y el comienzo de otra, más terrible.


LOS MUERTOS FAMÉLICOS

     Hace milenios, en la legendaria Tercera Edad, la Augusta Personalidad de Jade elevó a hombres y mujeres a la divinidad. Estos Diez Mil Inmortales, o Wan Xian, eran guerreros-poetas y reyes-filósofos, que combatieron a los demonios y crearon una edad dorada. Sin embargo, los Wan Xian se volvieron codiciosos y perdieron la gracia divina, llegando a alimentarse de sus acólitos mortales para obtener más poder todavía. Al final de la Tercera Edad, la Augusta Personalidad los maldijo para siempre, y destruyó su hogar legendario del Monte Meru y les dio la espalda.


     Ahora son los Diez Mil Demonios, los Wan Kuei. Los mortales destinados al infierno, pero suficientemente fuertes como para escapar de él, vuelven a sus cuerpos como Wan Kuei. En teoría, buscan la iluminación y la redención, pero muy a menudo, se dedican a los juegos de poder y se abandonan a prácticas corruptas, al igual que sus predecesores.

LOS DEMÁS

     Los Wan Kuei son quizá la fuerza predominante entre los shen, pero no son ni mucho menos la nunca. Lejos de los hogares urbanos de estos vampiros mandan los cambiaformas Xiong Ren, la Gente Feroz. Al haberse visto traicionados por los Wan Xian en edades pasadas, no confían en los demonios, y les culpan del cambio de Edad. Los hsien, descendientes de los sirvientes de la Augusta Personalidad abandonados en la tierra, también guardan un enorme rencor. Los Magos, conocidos como chi’n ta, así como los fantasmas, también deambulan por el Reino Medio.


     En la profundidad de las sombras acechan los Reyes Yama, que gobiernan los Mil Infiernos, acompañados de sus siervos. Muchos son los que desean vender su alma a los amos del infierno, incluidos los Duendes Araña Kumo, los depravados Kura Sau hsien y los akuma secretos entre los Wan Kuei.

EL CAMBIO DE EDAD

     La Cuarta Edad, conocida como de la Bella Aflicción, ha estado marcada por la melancolía y la madurez. A medida que se ha desarrollado la sociedad mortal a su alrededor, los Muertos Famélicos han ido creando sus cortes y Dramas, encontrando destellos de esperanza. Ahora la Gran Rueda se dispone a girar de nuevo e imponer la Edad de la Oscuridad. Entre las cortes nocturnas se extienden olas de miedo y preocupación. ¿Qué traerá la nueva Edad? ¿Quién surgirá con ella?


     En un momento de cambios y ansiedad, cuando los jóvenes arrebatan lo que pueden y los viejos se aferran a lo que poseen. Lejos de la mirada de los hombres, la noche se cubre de seda... y se humedece en sangre.

LO QUE NO ES SANGRE Y SEDA

     Lo más importante es que Sangre y seda no es un texto académico sobre Asia medieval. Aunque hemos hecho todo lo posible por mantener al máximo la precisión, esta es una obra de ficción sobre vampiros y otros monstruos. Debido a las restricciones de espacio, sólo podíamos cubrir una parte limitada de la noche asiática. Si deseas obtener más información sobre las realidades de la época, echa un vistazo a la lista de lecturas recomendadas.

FECHAS

     Algunas de las fecha que aparecen en Sangre y seda son del tipo “año XXavo de la dinas tía Fu”, lo cual resulta engorroso para el lector occidental. Sin embargo, es igualmente inadecuado que los narradores Wan Kuei de las secciones históricas den las fechas en años andes y después de Cristo. Por lo tanto, utiliza la siguiente tabla de fechas:



 Fecha  Acontecimiento
 2200 a.C.  Comienzo del Reino de Xia
 1750 a.C.  Comienzo de la dinastía Shang
 1122 a.C.  Comienzo de la dinastía Zhou
 221 a.C.  Comienzo de la dinastía Qin
 206 a.C.  Comienzo de la dinastía Han
 220 d.C.  Comienzo de la era de los Tres Reinos
 265 d.C.  Comienzo de la dinastía Jin
 317 d.C.  Comienzo de las dinastías del norte y del sur
 581 d.C.  Comienzo de la dinastía Sui
 618 d.C.  Comienzo de la dinastía Tang
 907 d.C.  Comienzo de la era de las Cinco Dinastías y los Diez Reinos
 960 d.C.  Comienzo de la dinastía Song
 1127 d.C.  Comienzo de la dinastía Son del sur
 1197 d.C.  La actualidad


     Sangre y seda tampoco es un producto independiente que contenga la última palabra sobre el Mundo de Tinieblas oriental de la época. Sangre y seda trata casi exclusivamente sobre China y Japón al final de la Cuarta Edad. Corea, la India, el Tíbet y el sudeste asiático sólo se mencionan de pasada, y de forma desigual, pero las limitaciones de espacio nos han obligado a concentrarnos en el corazón del Reino Medio.

GLOSARIO

     A continuación te presentamos un breve glosario con los términos utilizados a lo largo de Sangre y seda, que sirve como referencia rápida. También puedes consultar el glosario mucho mayor que aparece en Estirpe de Oriente, la mayor parte del cual, es adecuado para Sangre y seda.


     Ancestro: O bien un Wan Kuei altamente iluminado o bien el director de una corte.


     Akuma: Un Wan Kuei que ha entrado al servicio de los Reyes Yama, crimen que se castiga con la destrucción total. Acusar a alguien de ser akuma es algo muy serio en la Cuarta Edad, y no se suele hacer meramente por simples razones políticas.


     Arhat: Un vampiro que ha dominado totalmente su Drama. En teoría, cada Drama tiene un solo arhat, el practicante más iluminado, que no ha ascendido a las Cien Nubes.


     Bodhisattva: Un vampiro iluminado de forma suprema, que se encuentra un paso por debajo del arhat.


     Chi’n ta: “Iluminador”, un mago. La transcripción más correcta es shinta.


     Chih-mei: El estado caníbal y salvaje que atraviesan todos los Wan Kuei al levantarse de sus tumbas.


     Dharma: Una de las filosofías que permiten a los Wan Kuei sobreponerse a su estado salvaje y encontrar la luz.


     Discípulo: Un joven Wan Kuei, recién enrolado en su Dharma.


     Edad de la Bella Aflicción: La Cuarta Edad del Gran Ciclo, que toca a su final en la época de Sangre y seda.


     Edad de la Oscuridad: La Quinta Edad del Gran Ciclo, que se encuentra en el horizonte en la época de Sangre y seda.


     Gaki: Término japonés para Wan Kuei.


     Hin: Un vampiro a quien se ha arrebatado del estado caníbal del chih-mei pero que todavía debe elegir un Dharma.


     Hsien: uno de los miembros de la burocracia celestial atrapados en la tierra desde el fin e la Tercera Edad que sobreviven habitando cuerpos mortales. Lo más parecido a un equivalente asiático de las hadas europeas.


     Jina: un vampiro que aumenta en iluminación y posición social, joven aún, pero no ya discípulo.


     Mandarín: Un vampiro iluminado y normalmente poderoso políticamente. Los Mandarines son los miembros más influyentes de la mayoría de las cortes, y se encuentran por debajo sólo de los ancestros.


     Reino Medio, el: Término de Sangre y seda para referirse al Mundo de Tiniebla Asiático. En realidad, es la expresión China para referirse a la propia China.


     Wan Kuei: Los Diez Mil Demonios, los vampiros despertados del Reino Medio, llamados más adelante Kuei-jin.


     Wan Xian: Los Diez Mil Inmortales, los semidioses y reyes-filósofos benditos de la Tercera Edad cuyos descendientes malditos reciben el nombre de Wan Kuei.


     Xion Ren: Las Gentes Feroces, los cambiaformas del Reino Medio, especialmente aquellos relacionados con las Cortes Bestiales. En Japón se les denomina Hengeyokai (“Fantasmas Cambiantes”), que es el término que se impondrá en los años venideros.


     Xue: Término que significa tanto “sangre” como “estudio”, nombre del gran Arhat de los Wan Kuei. Xue fundó los cinco Dharmas aceptados y el Camino Quíntuplo, el gran principio social de los vampiros.


     Yomi Wan: Los Mil Infiernos, gobernados por los Reyes Yama. Todos los Wan Kuei han pasado allí algún tiempo y han escapado para levantarse de sus tumbas. A menudo se los llama simplemente Yomi

INSPIRACIONES Y REFERENCIAS

     No hace falta que te conviertas en un erudito independiente de la materia para utilizar Sangre y seda. De hecho, no hace falta nada más que este libro. Sin embargo, si quieres encontrar información adicional, puede ser difícil saber por dónde empezar. Aquí te presentamos nuestras recomendaciones de recursos de varios tipos especialmente útiles, así como unos consejos para evitar malas ideas.


DATOS REALES

     • La Cambridge Illustrated History of China de Patricia Ebrey. Ebrey es una de las más importantes eruditas en el campo de la historia china. Este trabajo es una importante obra no académica, con abundantes ilustraciones y de agradable lectura.


     • El mundo chino, de Jacques Gernet. Esta es una obra académica al estilo tradicional, pero si quieres saber cómo vivía la gente y cómo organizaban su vida día a día, no hay ningún otro libro mejor que este.


     • El gran continente Kan, de Jonathan Spence. Esta es la mejor fuente de información que puedes encontrar sobre las perspectivas que deberían dar forma a los personajes de partidas mixtas. En este libro, como en todos los del autor, este recoge estupendas anécdotas y las sitúa en un contexto adecuado.


     • Three Ways of Thought in Ancient China, de Arthur Waley. Waley fue uno de los traductores más hábiles de literatura china a inglés, y esta es una de sus obras maestras. En ella introduce conceptos y pasajes cortos de las obras de Mencio, Chaun Tzu y Han Fei Tzu. Con esta información en mente, puedes retratar fácilmente a un funcionario chino o a cualquier personaje inclinado hacia la filosofía.


     • El imperio japonés, de John Whitney Hall. Esta es una historia de Japón densa, clara y útil, que resulta un buen recurso para campañas en Nihon.


     • A New History of Korea, de Ki-baik Li. Esta es una historia de Corea clara y útil, que contiene también un buen número de entretenidas anécdotas.

FICCIÓN

     La novela de cien capítulos es uno de los géneros artísticos tradicionales chinos. Estas novelas intentan engarzar toda la variedad de las experiencias humanas en una sola historia. Por lo tanto, combinan la aventura, el romance, la farsa, la teleserie, la payasada, el sermón y más o menos, cualquier otra cosa. Merece la pena tomarse el tiempo de leer una de estas novelas, ya que proporcionan una forma maravillosa de conocer muchas partes diferentes de estas sociedades. Muchas de ellas tienen varios títulos, y a veces sus textos difieren enormemente. No te vamos a dar una clase sobre la transmisión de textos en contextos culturales dudosos, no te preocupes, sólo algunas recomendaciones.


     • Viaje al oeste es una crónica totalmente adaptable a Sangre y seda. Cuenta la historia de un monje que buscó unas escrituras que debía llevar de vuelta a casa para su gente y de cómo el Rey Mono vio la luz, entre otras cosas.


     • El romance de los tres reinos trata sobre la caída de la dinastía Han en el siglo III d.C. En ella aparece Cao Cao, uno de los mayores villanos de la literatura china, el general absolutamente perfecto, brillante y amoral. Liu Ban, el heredero de la dinastía caída, dirige a su pintoresca banda en guerra y paz, y suceden muchos acontecimientos destacables. Merece la pena resaltar el uso de lo sobrenatural. Hay espíritus y demonios por todas partes, y no es raro que los héroes asciendan a los cielos y se conviertan en dioses en momentos dramáticos.


     • Todos los hombres son hermanos es un tipo diferente de crónica adaptable al juego. En este caso, los héroes son bandidos y otros personajes acusados injustamente en una historia demasiado compleja como para resumirla. En ella hay demonios desatados, monjes malvados, funcionarios corruptos que obtienen su justa recompensa y mucho más. A muchos aficionados de los juegos de rol les gustan las novelas de fantasía china de Barry Hughart: The Bridge of Birds, Eight Skilled Gentlemen y The Story of the Stone. Estas contienen grandes anacronismos y mezclan elementos de diferentes áreas con un buen pellizco de imaginación por parte del autor. No son el evangelio, pero sirven muy bien para sentir el lado mítico de China.


PELÍCULAS

     • The Bride With White Hair. No hay palabras para describir esta película en su justa medida. En ella puedes ver la mitad de las Disciplinas Wan Kuei en acción. Lo tiene todo: el espadachín que busca reposo, la secta opresiva, la malvada villana de pelo móvil y tendencias hermafroditas...


     • Una historia china de fantasmas (serie). Muchas de las demás Disciplinas deben mucho a estas películas. Las lenguas de cien metros, los sutras llameantes y los burócratas que combinan incompetencia y venalidad en cantidades industriales son sólo algunos de los puntos fuertes. Si ves las peleas que aparecen comprenderás de qué va el Chi ardiente.


     • Los siete samuráis. El clásico de Akira Kurosawa sobre un pueblo en apuros y los siete hombres al margen sigue siendo tan entretenida e inspiradora para crónicas como siempre.


     • The Silk Road (Dun Huang). Esta historia del siglo XI sobre unos estudiantes que se ven obligados a hacer el servicio militar en la china occidental combina el romance con escenas de batalla fantásticas. En esta película puedes encontrar imágenes de desiertos y montañas casi sobrenaturales.


     • Yojimbo. Esta historia tiene lugar varios siglos después de la época de Sangre y seda, pero la esencia es la misma. Un hombre solitario con un pasado misterioso que se enfrenta a la adversidad y asesina a todo el que se lo merece. Por el camino, se encuentra con más de un problema. El hombre sin nombre es un arquetipo poderoso, y esta es la presentación perfecta.