"Esta, chiquillos míos, es la Larga Noche.
La Era del Aprendizaje cayó y fue olvidada.
La Era del Imperio se ahogó en su propia bilis.
Esta es una Era de Tiniebas.
Mirad allí, chiquillos míos, los lugares salvajes sin luz.
Donde no hay más ley que la de la guerra y el colmillo.
Contemplad las ciudades humanas,
Donde podemos ser como Señores cuando el sol se apaga y muere.
Cuidaos, chiquillos míos, de vuestros eternos enemigos:
De los salvajes, los cambiaformas, que cazan como lobos.
De los caballeros del fuego y de la espada, exterminadores de brujas.
De los ardientes esclavos del pozo mismo.
Pero sobre todo, chiquillos míos, cuidaos unos de otros.
Pues siempre seremos nuestros peores enemigos.
Esta, chiquillos míos, es la Larga Noche.
Es vuestra."


     Vampiro: La Edad Oscura tiene que ver bastante con su antecesor Vampiro: La Mascarada, las reglas son similares y el fondo del juego también. Sin embargo hay algunos hechos diferenciales. El primero, evidentemente, es la situación histórica: jugamos alrededor del año 1197, son tiempos difíciles en la oscura Europa, la Iglesia empieza a hacerse fuerte, se envían grandes contingenteshumanos a las cruzadas y la amenaza otomana es más que real, son los tiempos de los que surgirá la figura de Drácula y de los vampiros típicos que conoce la gente...


     Además de la situación histórica humana, la Estirpe es en esta época muy diferente a la sociedad vampírica del siglo XX, para empezar, no existen ni Camarilla ni Sabbat, aún no se ha producido la Revuelta Anarquista que tardará unos 200 años en llegar. El Inconnu es aún un grupo formado por los supervivientes al imperio romano y cuya meta es sólo el poder. La situación de algunos clanes es radicalmente diferente.