ASSAMITAS ANTITRIBU: Los Assamita antitribu sirven a su clan antes que al Sabbat, aunque muchas de las creencias son comunes. Al contrario que los miembros del clan original, estos vampiros no reverencian a Haqim, al que ven como a todos los odiados antediluvianos: como una fuerza corrupta y maligna que una noche despertará para devorar a sus hijos. Los Assamita antitribu prefieren intentar acercarse lo más posible a Caín, lo que el clan principal considera una abominación.


     BRUJAH ANTITRIBU: De todos los clanes del Sabbat, los Brujah antitribu son probablemente los más similares a su clan de origen, con algunas diferencias sorprendentes. No solo apoyan abiertamente a la secta con entusiasmo, sino que toman parte activa en las conquistas nocturnas y en la Yihad que últimamente ha logrado tantos éxitos para el Sabbat. Aunque las aguas pueden ser profundas, la sanguinaria turbulencia de los Brujah antitribu no indica falta de inteligencia o profundidad.


     GANGREL ANTITRIBU: Ferales e indómitos, los Gangrel antitribu muestran un lado animal al Sabbat. Habiendo crecido alejados de la herencia Gitana de los Gangrel principales, han regresado a su lado bestial, convirtiéndose en letales cazadores con una habilidad sin igual para perseguir a sus presas. El clan dispone tanto de asesinos sutiles como de bestias salvajes, y su capacidad para eliminar a sus enemigos es una gran fuerza para la secta. Sin embargo, los Gangrel antitribu no son matones sádicos como los Brujah, o autómatas sin cerebro como los Hermanos de Sangre. Son criaturas instintivas y depredadoras que disfrutan de la emoción de la caza casi tanto como de la exaltación de la sangre.


     LASOMBRA ANTITRIBU: El clan Lasombra ha caído en desgracia... y sus miembros disfrutan de ello. A la vez elegantes y depredadores, los Lasombra guían (si es necesario, con el látigo) al Sabbat como una fuerza implacable. Volviendo la espada a los humanos que fueron antaño, los Lasombra se entregan por completo a la oscura majestad del Abrazo. Asesinato, frenesí, depredación... ¿por qué temer a estas cosas, preguntan muchos Lasombra, si uno es un vampiro? Pero en contraste con los Tzimisce, por lo general los Lasombra no buscan rechazar todas las cosas mortales, sino modelarlas para su placer.


     MALKAVIAN ANTITRIBU: Los Malkavian antitribu son la Bestia liberada. Mientras que sus hermanos de la Camarilla puede mostrar o ilustrar una idea empleando su locura, los antitribu parecen más interesados en extender esta locura como si fuera una enfermedad. Si un Malkavian está loco como una cabra, los antitribu están locos como una cabra rabiosa.


     NOSFERATUS ANTITRIBU: Los historiadores Cainitas sospechan que los Nosferatu antitribu se unieron al Sabbat no por resentimiento hacia sus antiguos, sino por un motivo más malévolo oculto bajo la fachada purulenta del clan. De hecho, este grupo parece estar al menos en términos cordiales con sus hermanos de la camarilla, aunque su aparente cohesión puede deberse únicamente al hecho de que están más allá de cosas como las alianzas mezquinas, concentrándose en las fuerzas que amenazan al clan cada noche.


     RAVNOS ANTITRIBU: En las noches olvidadas de la historia, probablemente poco después de la Convención de Thorns, una facción de los Ravnos se apartó de su herencia gitana tras descubrir al Sabbat. Aunque la secta estaba respaldada por una grandiosa ideología, estos Ravnos separatistas se enamoraron de la 'vida' de aquellos vampiros. No se enredaban en complejos acertijos hinduistas sobre el drama, ni subvertían sus naturalezas bestiales. Estaba compuesta por vampiros hechos y derechos, y ofrecía numerosas oportunidades para el engaño perverso y la curiosidad de estos jóvenes desertores, que se convirtieron en los primeros Ravnos antitribu.


     SALUBRI ANTITRIBU: Mientras los Salubri sufren la reputación de ser devoradores de almas y diabolistas, los antitribu han dejado atrás las prácticas casi incomprensibles de su línea de sangre. Con una rabia nacida de siglos de persecución, estos vampiros han desarrollado un odio absoluto por la camarilla, uniendo sus fuerzas a las del Sabbat para conseguir la destrucción de sus enemigos.


     SERPIENTES de LUZ (SETITA ANTITRIBU): Las Serpientes de la Luz son una secta independiente y orgullosamente herética dentro de los Seguidores de Set. Su jactancia reside en su independencia de los Setitas; las Serpientes no tienen relación alguna con su clan original. Mientras muchos Seguidores trazan su historia hasta en antiguo Egipto, las Serpientes aseguran haber surgido de las Indias Occidentales. Las Serpientes de la Luz aparecieron cuando el Sabbat entro en Haití en los años 60. Hasta entonces, el grupo que se convertiría en las Cobras puede haber sido un culto renegado de los Setitas que estudió el vudoun y el modo de emplear el misticismo en su provecho


     TOREADOR ANTITRIBU: Estos vampiros fueron vitales en la formación del Sabbat, y gran parte de lo sucedido en la Convención de Thorns fue dirigido por los anarquistas Toreador que más tarde guiarían a la secta. Con el esfuerzo organizador de los Lasombra y los Tzimisce, así como el de algunos Ventrue antitribu, los Toreador crearon gran parte de la estructura de la organización, así como la codificación de sus creencias. De hecho, en las primeras noches caóticas, la secta podía haber visto su destrucción de no ser por la maestría de "nuestros estimados artistas de la desinformación".


     TREMERE ANTITRIBU: Los antitribu Tremere crecieron a partir de un pequeño grupo de Tremere que en el siglo XVIII consiguieron romper los lazos con su clan, buscando la libertad del Sabbat. Durante este periodo, la revolución sacudía las colonias y los vampiros del Nuevo Mundo estaban en medio de la acción. El poder de la Camarilla decayó durante este periodo y los Tremere desertores creyeron que su secta caería ante el Sabbat. Por su propia seguridad, estos Tremere se volvieron traidores y desertaron al Sabbat, ofreciéndole los secretos del clan y conocimientos Taumatúrgicos.


     VENTRUE ANTITRIBU: Los Ventrue antitribu practican una elegante noblesse obligue. Son caballeros sombríos y paladines que han jurado combatir a los Antediluvianos y derribar a la degenerada Camarilla. Aunque sus fines puedan parecer nobles en comparación con la violencia infernal del Sabbat, apoyan a la Espada de Caín hasta el amargo final. Los Ventrue saben, como sus crónicas medievales pueden atestiguar, que la Gehena está a la vuelta de la esquina. En estas noches finales de caos y Sangre Diluida, en único modo de impedir el inminente Armagedón es arrancarlo de raíz.